YUCA

Imagen

ImagenLa relación con la comida es realmente importante, y esta muchas veces me trae recuerdos y momentos que me hacen sentir muy bien, La Yuca y yo nos conocimos hace 10 años en Cuba, fue muy chistoso porque después de dos meses de vivir por allá, me la pasaba renegando de lo mal que comía, y de la poca oferta y todo era queja, mis amigas me llevaban a la fuerza a comer a la cafetería comedor de la Escuela de Cine, me puse fatal, baje 4 kilos y  en mi en esos tiempos era un horror, pero el día que Alicia me hizo Yuca al Mojo, se paralizó el tiempo, disfruté y bueno las veces que he vuelto a ir a verla ella se acuerda tanto que invariablemente me tiene Yuca con ajo, no tengo la receta pero si les dejo las propiedades, y les dejo otra receta y espero conseguirles con la que me atrapó la famosa Yuca, la encuentran en los supermercados de manera habitual, a veces se batalla porque trae como muchos hilos pero es rebuena.

PROPIEDADES CURATIVAS DE LA YUCA

La planta de la yuca es una de las más ricas del mundo por su alto contenido de proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales, ácidos y carbohidratos.

Incluso algunos científicos estudian sus probables elementos anticancerígenos, reveló a la AFP el médico e investigador Víctor Guillén.

Supera las propiedades medicinales y nutritivas de la maca, la kiwicha y la quinua, que son consumidas por pobladores de las regiones andinas y actualmente comercializadas en el mundo con mucho éxito , dijo Guillén, médico cirujano que se ha dedicado a la medicina naturista, con estudios en Argentina, Brasil y países de Europa.

Guillén señaló que la hoja de la yuca ha sido investigada por más de 30 años en diferentes países donde crece.

Sin embargo, él descubrió que este tubérculo de la Amazonia peruana (manihot esculenta) y la de Brasil (manihot do matto, conocida popularmente como mandioca) son las de mayores beneficios nutritivos.

También crece en Paraguay, Argentina, México y América Central, precisó.

En su larga estadía en la Amazonia peruano-brasileña, Guillén observó que los nativos de diversas comunidades incluían en su alimentación la hoja de yuca (manihot esculenta) molida. La echaban a las comidas o en el agua que bebían.

Esos habitantes no adolecían de cáncer de mama, útero, ovarios, próstata o estómago, ni diabetes, hipertensión, trastornos cardiovasculares, obesidad, o trastornos gastrointestinales severos como gastritis o úlceras, artritis, neuritis, alergias y otras enfermedades , dijo Guillén.

Además, los naturales llegaban a una edad avanzada gozando de una gran vitalidad y energía.

Sin embargo, lo contrario halló en los residentes que vivían en las ciudades cercanas a los aborígenes, debido a que en sus hábitos alimenticios no incluían el consumo de las hojas de yuca.

Ingredientes:
-2 lbs. de yuca
-1/4 de lb. de mantequilla
-6 hojitas de cilantro
-2 dientes de ajo
-1 cebolla chica
-sal de mar
-pimienta
-jugo de limón
-aceite de oliva 
Procedimiento:
Pele y corte la yuca. En una olla grande, hierva la yuca con 2 cucharadas de aceite, 2 hojitas de culantro, y sal al gusto hasta que esté blanda. Pique el ajo, el resto del cilantro en cortes finos. Pique la cebolla en cuadritos. En un tazón, mezcle el ajo, el cilantro, la cebolla y agrégueles el jugo de limón con una pizca de pimienta y la mantequilla. Agregue esta salsa cuando la yuca esté lista
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s