¿A que sí puedes comer sólo una?

http://elhorizonte.mx/a/editorial/6900

Soy una mamá que con la gran escuela de la vida y por tener a un hijo he aprendido a detectar cuál es la mejor línea a seguir; poco a poco, a prueba y error, pero también soy de carne y hueso y mis últimos cuatro años creo que han sido de una evolución que no había tenido en toda mi vida, entonces también tengo mis gustos culposos, intento darme esos placeres con conciencia, sé que lo que estoy haciendo no es lo mejor pero lo disfruto y cada que lo hago analizo las cosas de diferentes perspectivas, y me sigue sorprendiendo el cómo las grandes industrias intentan vilmente tratarnos como si fuéramos personas no pensantes.

Tengo varios placeres culposos en comida chatarra específicamente y cada `x´ tiempo y cada vez ha sido más espaciado y eso me entusiasma. He ido encontrando más gustos sin que sean culposos y me hagan daño, hoy les hablaré de éste que he ido dejando, porque noto cómo mi cuerpo responde cada que se me ocurre pecar, jijiji, Las famosas papitas de bolsa con chile, examinando la etiqueta resulta que lo que más grande viene en cuanto a información del producto es HECHO CON PAPA 100% NATURAL, después nos comparten en la bolsa por la parte de enfrente lo que aporta una porción de 25 g, 6% 124 calorías. Grasa Saturada 4g Azúcares O, sodio 220 mg, pero cómo les voy a creer yo a estos si me dicen que están hechos con papa natural y al reverso nos encontramos con que tiene 0 grasas trans, pero dentro de sus ingredientes en mayúsculas viene PAPA NATURAL, ACEITE VEGETAL, CONDIMENTO (y entre paréntesis una bola de cosas que son todas nocivas para la salud, incluyendo grasas vegetales, igual a grasas trans) no hay a cuál irle, entre ellas amarillo ocaso, aceite de soya, ¿azúcar? ¿pues qué no en la parte de adelante dice que no tiene azúcar? ¿Azul Brillante?, ¿por qué, si son rojas?, ja en fin, en la misma bolsa vienen un sinfín de contradicciones que nosotros como mamás y papás o consumidores ni nos damos la tarea de leer y cuestionar, ¿pero esto qué le hace a mi cuerpo?

Yo tengo la lengua escaldada y sólo me comí media bolsa y tengo una sed terrible, esos son los síntomas inmediatos al ingerirlas, al masticarlas mis dientes y muelas batallan para hacerlo, se supone que son papas rebanadas, pero en realidad son papas hechas con harinas varias, que nuestros dientes no están diseñados para sus texturas y nosotros, que habitualmente lo hacemos en las grandes ciudades ya ni lo notamos. Batallo para masticarlas, se me pegan en los dientes “iugh”.

Existen investigaciones por parte de la Profeco que nos están instruyendo en el tema y les recomiendo que busquen su página, ellos de una manera fácil y digerible nos explican el porqué no consumir y qué consumir de lo que hay en el mercado.

Ahora, la última parte que quería tocar acerca de la bolsa, LA INFORMACIÓN NUTRIMENTAL, porque esta gran empresa se empeña en decirnos que hay nutrientes en esto, cuando lo que hay es sólo químicos, saborizantes y productos que ya no están vivos y que no aportan, de qué le sirve a una mamá saber que tiene ‘x’ cantidad de sodio, de azúcares, de proteínas, si al final es información manipulada y ventajosa, sigo pensando que nos tratan como nos dejamos que nos traten, está buenísimo no satanizar ni irnos a los extremos, pero es importante saber lo que nos están ofreciendo y las consecuencias de alimentarnos con este tipo de productos y sobre todo en los niños, ellos están en nuestras manos y no tienen conciencia y hay que fomentarla con el ejemplo.

Ayer platicaba con el director de @school of rock, lugar donde Rocco está empezando sus clases de música, y me encantó conocer a un papá consciente que, junto a sus hijas, apoyando a su familia hace listados de snacks para poder ofrecerles alimentos que realmente valgan la pena y también que exige a sus profesores y maestros que cuiden la alimentación de sus hijos en el colegio, ¡bravo por esa idea!, creo que con los niños un ‘de vez en vez’ pudiera funcionar; pero a mí lo que me funciona es ser congruente y constante para que él entienda lo que es mejor para su cuerpo, y mis días de chatarra los voy dejando de lado y cambiándolos por alimentos sabrosos y nutritivos; como una buena fruta de la estación o un buen pastel hecho en casa, hoy mi misión es hacer mis propias papas en casa y sé que con entusiasmo lo voy a lograr.



Les invito a seguirme a través de las redes sociales y escuchar mi programa de radio todos los miércoles en punto de las 09:00 horas por el 90.5 de FM Radio UDEM.

Sígueme en mis redes:

Facebook como La Mamá de Rocco, Cynthia Robleswelch.

Twitter como @lamamaderocco

WordPress, Vine y Pinterest como LA MAMA DE ROCCO, CYNTHIA Robleswelch

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s